De Riohacha a  Bahía Solano, jóvenes ponen “Manos a la paz”

Elías Manuel Rangel es un joven de 22 años nacido en Riohacha que seguramente nunca imaginó embarcarse en una aventura como esta. Es estudiante de último semestre de Ingeniería Ambiental en la Universidad de la Guajira y hasta hace poco no sabía nada de Bahía Solano; ahora, pasará cuatro meses en el municipio, para aportar como él lo dice, un granito de arena a este sueño nacional llamado PAZ.

Hace parte de un grupo de 300 muchachos de todo el país, seleccionados en la primera Convocatoria Nacional–2016, realizada a principios del año por el Ministerio del Posconflicto, apoyado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia –PNUD-, con el fin de fortalecer las capacidades de construcción de paz en los territorios más alejados del país y afectados por la violencia, mediante el programa “Manos a la Paz”.


Se trata de una iniciativa en la que estudiantes universitarios de los últimos semestres de diferentes carreras fueron convocados para participar por tener la oportunidad de realizar sus prácticas o pasantías académicas en un municipio fuera de su lugar de origen, en el que tendrán la misión de apoyar a los gobiernos locales en los diferentes programas que se ejecutan en la actualidad con apoyo del PNUD y además colaborar en proyectos relacionados con sus profesiones.


Para esta convocatoria, se presentaron más de 7.800 estudiantes de todo el país. Los elegidos, fueron enviados desde hace unas semanas a diferentes departamentos, especialmente los que han sido impactados por la violencia.


En ese sentido, Elías contó que la idea es estar en los lugares designados y apoyar a sus comunidades para que se cierren brechas, es decir, algunos problemas por los que una región no ha podido desarrollarse respecto a otra y que se fomente el desarrollo.

“Yo vengo de la Guajira y estar en Bahía Solano y el Chocó ha sido impactante para mí; yo estoy feliz de estar en el programa y realizar mis aportes desde la Ingeniería Ambiental”, agregó.


El programa, que comenzó su ejecución hacia mediados de marzo, comprenderá actividades hasta mitad de julio, tiempo en el que este joven guajiro espera ser de gran utilidad.


Inicialmente, llegó a Quibdó, donde fue capacitado junto a sus compañeros y recibió información sobre el contexto de la región; desde allí, partió hace menos de una semana para Bahía Solano, donde actualmente se encuentra ya en acción, junto a otra estudiante de Ingeniería Ambiental, pero esta vez de la Universidad Santo Tomás de Bogotá, Marcela Pinilla.


Específicamente el proyecto que van a acompañar estos jóvenes se denomina “Apoyo técnico y fortalecimiento a gobiernos locales”, en donde aportarán con sus conocimientos adquiridos en la carrera, a la formulación del Plan de Desarrollo Territorial del municipio (PDT).


“Queremos que la participación de la comunidad en el Plan sea lo primordial, vamos a ir a grupos de jóvenes, desplazados y personas vulnerables que han sufrido el conflicto armado, a preguntarles qué es lo que quieren que se priorice dentro del PDT”, dice.


Y es que aunque cuentan con un plan de trabajo para desarrollar, este guajiro asegura que vienen con toda la disposición de apoyar cualquier actividad que surja, como una en la que tienen especial interés pues se relaciona con su área del conocimiento.


Mucho trabajo por hacer…


“En estos momentos, surgió el tema de caracterización de los residuos sólidos en el municipio, pues no hay un estudio al respecto y dentro del PDT se quiere priorizar y construir un Plan Integral de Residuos Sólidos. Para esto, se debe realizar una caracterización de esta problemática (primero en Ciudad Mutis y después en otros corregimientos), la cual se hará en compañía de Codechocó y de un grupo de estudiantes de los últimos grados del Colegio Luis López de Mesa”.


Además, este próximo ingeniero tendrá que acompañar y asesorar la estrategia de Gobierno en Línea que es impulsada por el MinTic y que pretende que las administraciones públicas sean transparentes, por medio de la generación de la participación de la comunidad, a través de las páginas web de las alcaldías.

“Yo pude realizar un análisis de las páginas web de los diferentes municipios donde estará Manos a la Paz en el Chocó y en el caso de Bahía Solano encontré que es un tema que no es muy fuerte y que en el que el gobierno municipal pasado no pudo avanzar; aunque el actual está muy interesado y le está apostando a esta estrategia”, manifestó.


Para eso, nos contó que hay un ingeniero de Sistemas con quien se va a coordinar algunas acciones; inicialmente se hará un diagnóstico de cómo se encuentra el gabinete municipal y qué tanto maneja la estrategia de Gobierno en Línea, así como las alternativas para publicar la información en el portal y que la gente pueda darse cuenta de lo que realiza la administración municipal.


Una experiencia de vida

Sin duda alguna, será una gran experiencia de vida para estos jóvenes que como Elías, ven una oportunidad importante para que las nuevas generaciones tengan una realidad diferente a la que hemos conocido.

De hecho, pese a que apenas empieza, ya para él esto se ha convertido en toda una aventura, que más que lucrarlos (el programa solo les da una ayuda para manutención), le ha servido para conocer otras realidades y ayudar en este camino hacia la paz en el que todos debemos participar.


Justamente, recuerda que cuando en Riohacha le asignaron el territorio y le dijeron que iba para el Chocó, sintió temor. “De cierta manera uno tiene estereotipos de algunos departamentos, como yo también lo he visto por el mío; son departamentos que han sido excluidos y gracias a las noticias que se trasmiten, generalmente malas, la gente comienza a pensar que en la Guajira, solo hay por ejemplo sequía y desnutrición, y no es así”.


En el momento que supo que su destino sería el Chocó, pensaba que todo era violencia, todo era hambre y muchas otras cosas negativas que había escuchado en las mismas noticias que tan mal hablan de su amada Guajira. Sin embargo, ha entendido que es diferente.


“No conocía nada de Bahía Solano, tuve que entrar a internet a buscar información porque no sabía del municipio, ni siquiera en donde se ubicaba en el mapa, pero cuando llegué, vi un logo que decía que es el Paraíso del Pacífico, entiendo ahora que no se equivocan”.


No fue así al principio. La primera impresión que el joven tuvo hace menos de una semana al trasladarse desde el aeropuerto al pueblo, fue que “el municipio era bastante primitivo, por decirlo de alguna manera”.

No obstante, entrado en contexto, y después de haber hablado con algunas personas y caminar las calles, asegura que se dio cuenta de que ese eslogan de “paraíso” no le queda grande a Bahía Solano.

Como la campaña de “Enamórate del Chocó” lo dice, asegura que no ha pasado mucho tiempo para que esté “enamorado de este municipio y feliz de poder trabajar y dejar mis aportes”.


De todas maneras, advierte que hay mucho por hacer y trabajar, y que lo bueno es que desde esta otra perspectiva, los jóvenes pueden ayudar a construir paz, que no solo es firmar un papel.


Al preguntársele sobre esta iniciativa en el marco de un posconflicto, opina que es muy buena porque “el hecho de que nosotros los jóvenes podamos arriesgarnos y llegar a un territorio sin importar lo que hayamos escuchado, para aportar al desarrollo de su comunidad; estar lejos de la familia, en un lugar totalmente diferente, donde de pronto la comodidad no va a ser la misma que tienes en tu casa, es una experiencia muy bonita. Me quedo con la idea de que poder conocer las realidades de Colombia es lo más importante y en manos de los jóvenes es que está la construcción de la paz; es una verdadera apuesta para que nuestras futuras generaciones puedan vivir en un territorio en el que la palabra violencia o guerra no exista”.


Al departamento del Chocó, llegaron 17 estudiantes de diferentes regiones que estarán trabajando por los próximos meses en siete municipios: Acandí, Bagadó, Bahía Solano, Cértegui, Condoto, Quibdó y Litoral del San Juan.


Entradas destacadas

Entradas recientes

Archivo

Buscar por tags

Síguenos

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© 2016  Bahía Solano Al Día by Mónica Escobar. Proudly created with Wix.com

SÍGUENOS:
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle